Seleccionar página

Hoy vamos a contar un cuento para que reflexiones sobre la seguridad de los datos que descargas en un pendrive.

Érase una vez un mecánico muy profesional. Su nombre era Manolo. Hacía 15 años que tenía un taller de mecánico de coches y le iba bastante bien. Tenía 5 empleados, e iba tan atareado que se llevaba el portátil a casa para “hacer el papeleo”. Cuando sus hijos se habían ido a la cama, preparaba facturas, presupuestos, contestaba correos, …

Un día cualquiera, volviendo del trabajo, se paró a tomar una cerveza con sus amigos. Puso la mochila con el portátil en el maletero y entró en el bar Boliche, sólo media horita porque quería cenar con la familia. Cuando volvió le habían forzado el coche y le habían robado la mochila.

Aparte del enfado, pensó en su portátil. Mil eurazos le había costado, además de que hacía más de tres semanas que no hacía copia de seguridad… Menos mal que estaba protegido con contraseña, porque ahí estaban sus números de cuenta, los saldos bancarios y la contabilidad de la empresa.

Fue a poner la denuncia, y el amable agente le preguntó si llevaba dispositivos electrónicos, aparte del ordenador.

– Sólo dos pendrives – contestó Manolo.

– ¿Con información confidencial? – el agente rellenaba diligentemente la denuncia, y como Manolo no contestaba, levantó la mirada y añadió – ¿Cuál era la seguridad de los pendrive? ¿Estaban protegidos de alguna forma, con contraseña o algún tipo de encriptación?

Manolo pensó en esos dispositivos. En uno llevaba su base de datos de clientes, con sus datos y sus números de cuenta, porque a veces se lo dejaba al contable y era cómodo tenerlo a mano. El otro tenía dos cartas de despido que había empezado a redactar porque a su pesar, el negocio no daba para tanto y tenía que echar a los dos primos de su mujer, que eran los que le rendían menos.

– ¿Encriptado? – contestó mientras palidecía – Ni idea. Lo compré en el centro comercial y lo uso tal cual. 

Preocupado por el primer pendrive, se fue a casa, y pasaron los días. Afortunadamente, encontraron la mochila en un callejón y sólo se habían llevado el portátil. Perder los datos personales de sus clientes le podría haber supuesto una multa importante. Además hubiera tenido que comunicarlo y eso era malo para su reputación. 

Finalmente, el otro pendrive no se había perdido, se le había caído en el suelo de la oficina. Lo cogió el primo de su mujer, pensando que era suyo, y provocó un cisma familiar al leer los documentos de despido. A partir de ahora no habrá comidas familiares con su querida familia política, como esta Navidad COVID, lo que no supondrá un gran esfuerzo. Le costó más dormir durante 14 días en el sofá, que fue lo que le duró el enfado a Carmen.

Si quieres estar más tranquilo con Manolo, revisa el estado de la seguridad en tus dispositivos y minimizarás el riesgo de sufrir pérdidas económicas e incidencias en tu reputación.

Seguridad de pendrive y otros dispositivos extraíbles en las empresas españolas

A las empresas españolas les preocupaba mucho perder información en 2020, y más con sus empleados en teletrabajo. Sin embargo, todavía hay muchas que no la protegen correctamente, según revela el estudio realizado por Kingston Estado actual de la seguridad de los datos móviles corporativos en España”

%

No utiliza equipos cifrados (USBs, SSDs, etc.)

%

No utiliza ninguna herramienta de seguridad en sus dispositivos

%

de empresas cuya principal preocupación es la pérdida de dispositivos desprotegidos

Moraleja de este cuento: 

– Establece una buena Política de Contraseñas que deben seguir todos los miembros de la empresa para proteger tus equipos, tanto ordenadores como móviles

– Haz copias de seguridad diariamente. Si es pesado para tí, prográmalo para que se hagan automáticamente.

– No uses dispositivos extraibles, es más seguro contratar espacio en la nube.

– Si no puedes prescindir de los pendrives, aumenta su nivel de seguridad y protégelos. En este artículo de Portaltic encontrarás buenos consejos sobre cómo hacerlo.

Para más información, consulta la página del INCIBE sobre cómo proteger la información que tengas en dispositivos de almacenamiento extraibles. 

Suscripción a nuestra Newsletter

¡Prometemos que nunca enviamos spam! Echa un vistazo a nuestra política de privacidad para más información.