Seleccionar página

Simulador de Divisa Vendedor

Si te van a cobrar en una moneda que no sea euro y tu cuenta bancaria está en un país europeo, necesitarás venderla en el Mercado de Divisa para convertirla en euros. Por eso venderla por un precio lo más alto posible es lo que te interesa más (es decir, que te den más euros por la divisa en la que te han pagado). Y tranquilo, eso lo va a hacer automáticamente tu banco. El proceso es sencillo, pero debes saber en qué puedes influir para aumentar tu beneficio.

Punto 1 : Precio Actual de la Divisa

Si vendes en el extranjero y pones los precios en la divisa del comprador, debes saber cuántos euros van a entrar en tu cuenta. Puedes comprobarlo en el Conversor de Divisa que tienes justo al lado. 

Paso 2: Pregunta a tu banco

Pregunta qué comisión pagarás cuando recibas la transferencia y qué margen te van a aplicar sobre el tipo de cambio. Necesitas saberlo para conocer el precio de venta real que vas a recibir de tu comprador.

Paso 3: Consulta las previsiones

Te va a beneficiar si entre el momento que haces tu pedido y el día en que vas a hacer la transferencia el euro se debilita. Esto significa que por cada unidad de divisa te van a ingresar más cantidad de euros, porque estás cobrando en una moneda que se ha vuelto más fuerte.  Infórmate en portales especializados

Paso 4: Calcula tu riesgo en el Simulador

Rellena los campos y conoce la variación en tu precio real si el tipo de cambio cambia. Mueve el deslizador para saber cuánto pueden cambiar tus ingresos.

CONVERSOR DE DIVISA

Simulador de variación de precio

TIPOS DE CAMBIO ACTUALIZADOS

¿QUE PROVOCA LAS VARIACIONES EN EL TIPO DE CAMBIO?

Si tu moneda es el euro y te van a pagar en una moneda diferente te beneficia que el euro se haga débil frente a esa divisa. Esto ocurre cuando las noticias sobre la economía de Europa son malas, pero también cuando las del otro país son mejores, y por muchas otras razones. Entender las causas que le afectan es complejo por lo que te aconsejamos que  leas las previsiones de los expertos, como las de este Blog de Bankinter. Para entender fácilmente las causas que pueden provocar variaciones este artículo de El Economista lo explica bastante bien.